¿Cómo puede ayudarnos la fisioterapia de suelo pélvico a mejorar el prolapso?

disfunciones sexuales
La fisioterapia ayuda en las disfunciones sexuales
febrero 28, 2019
Evitar una tendinitis
¿TENDINITIS?
mayo 6, 2019
 
Se estima que 9 de 10 mujeres presentarán esta dolencia en alguna faceta durante su vida.
​ La terapia en los casos leves puede ser mediante ejercicios que ayuden a reforzar los músculos del suelo pélvico, en los casos más importantes se requiere de intervención quirúrgica.

El prolapso se trata de un descenso de uno o más órganos de la cavidad pélvica hacia el exterior.

El órgano desciende progresivamente hasta llegar a salir al exterior si no se pone remedio a ese proceso, puede ser la vejiga, el útero, la vagina, la uretra o el recto, aunque también puede darse el caso de que desciendan dos o más de ellos.

El prolapso se produce por un fallo en las estructuras que se encargan de sostener las vísceras pélvicas (vejiga, útero, vagina, uretra y recto). Estas estructuras, (músculos, ligamentos y fascias) que sirven de soporte a dichos órganos, en ocasiones no pueden ejercer correctamente su función por sufrir algún daño o estár débiles y entonces fallan, y unido a otros factores puede producir el descenso de uno o más órganos hacia abajo e, incluso, hacia el exterior.

Entre las causas primarias de prolapso están:
Parto, traumatismos obstétricos, pérdida de estrógenos, factores genéticos, estreñimiento crónico enfermedades respiratorias crónicas, práctica habitual e intensiva de deportes de impacto o hiperpresivos (running, tenis, hockey, etc.), levantar y/o transportar pesos elevados, cirugías abdominales o pélvicas…

Pero no vamos a alarmarnos, una detención precoz es muy importante para solucionar el problema en una de las primeras fases. El prolapso puede ser grave, pero por suerte existen soluciones y conocer tu cuerpo y las posibles complicaciones que pueden suceder si no cuidas tu salud en general y la de tu suelo pélvico en particular es una parte fundamental.

El síntoma más común es la incontinencia urinaria, pero no siempre que haya una incontinencia se va a desarrollar necesariamente un prolapso, esas pérdidas de orina nos puede dar pistas de un posible prolapso numerosos casos.
Otra señal de alarma que debes tener en cuenta es con las relaciones sexuales, cuando los órganos no ocupan el lugar que les corresponde en la cavidad pélvica, las relaciones sexuales pueden estar acompañadas de sensaciones dolorosas.
El estreñimiento, nauseas, molestias en la defecación, imposibilidad para vaciar la vejiga completamente o episodios de urgencia urinaria también pueden ser algunos de los síntomas.

Dado que los síntomas son tan variados, es muy importante acudir a un especialista que diagnostique el posible propaso y el grado de este, ya que será importante para su tratamiento posterior.

¿Sabías que el prolapso se puede mejorar sustancialmente con la fisioterapia?

La Fisioterapia es tremendamente efectiva cuando hablamos de un grado uno o dos, que son los más leves, porque podemos incluso reducir ese descenso con distintas técnicas.

Cuando hay un grado tres o un grado cuatro, este prolapso, puede salir al exterior del cuerpo, en este caso, la intervención quirúrgica va a ser necesaria, pero la Fisioterapia nos puede ayudar tanto antes como después de la intervención quirúrgica.

Así que si estás en alguno de estos cuatro grados puedes contar con la ayuda de tu fisioterapeuta. Antes de la intervención es importante mantener la musculatura de la mejor manera posible para que llegar a la intervención con los músculos en el mejor estado posible.

Después de esta intervención hay que mejorar la inflamación de los tejidos adyacentes y recuperar la musculatura, porque aunque la operación va a reducir el descenso, es muy frecuente que tras una operación de un prolapso, éste vuelva a surgir, así que los ejercicios de suelo pélvico y la reeducación será un tratamiento y unos ejercicios de por vida, que vas a tener que realizar para mejorar la musculatura.

Tratamientos para mejorar el prolapso con fisioterapia

¿En qué consiste una reeducación pelviperineal, es decir, a qué nos dedicamos los fisioterapeutas cuando la paciente tiene un prolapso?

Reeducación pelvi perineal.
Pues vamos a entrenar el suelo pélvico, pero también la cincha abdominal porque el suelo pélvico no trabaja de manera aislada, sino que es muy importante reeducar el músculo transverso del abdomen.

Corrección postural y de hábitos.
También hay que corregir los hábitos posturales y hacer hincapié en esas actividades de la vida diaria que suponen un riesgo para el suelo pélvico, intentar que las presiones que se producen a diario cuando cogemos peso, cuando tosemos, cuando estornudamos supongan el menor impacto posible para el periné.

Los fisioterapeutas contamos con una herramienta muy útil, Biofeedback, con la que podemos enseñar a la paciente cuando contrae o relaja su musculatura poniendo así número a esa fuerza de la musculatura de cuelo pélvico y poder ver si hay o no progresión.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies